1. Beneficios del Plan de continuidad de negocio

El Plan de continuidad de negocio o Disaster Recovery Plan, aporta:

  • Facilita la gestión de la empresa. El “Disaster Recovery Plan” facilita la continuidad del negocio de la empresa con el que crea valor y riqueza porqué tiene una estrategia clara y definida así como de hacer una gestión adecuada, eficaz y eficiente.
  • Minimiza los riesgos que pueden incidir negativamente en el negocio, provocando pérdidas no asumibles que pueden llegar a cuestionar la viabilidad de la empresa. Por ello, el Plan de continuidad de negocio identifica las oportunidades para la mejora continua y reducción de costes.
  • Disponer de alternativas viables en todos los procesos críticos de negocio. El Plan de continuidad de negocio da capacita la gestión de cualquier interrupción de los procesos críticos, aplicando el Plan de continuidad de negocio las mejores prácticas para la mejora de la resiliencia de la organización.
  • Mejora la confianza con el negocio a a todos los grupos interesados como los clientes, trabajadores, entidades financieras y aseguradoras.
  • Mejora la reputación del negocio y de la marca. El Plan de continuidad de negocio le puede implicar una ventaja competitiva que le ayudará a abrir nuevos mercados y a ganar nuevos negocios.

La norma ISO 22301 especifica los requisitos para la creación y gestión de un sistema de gestión de la continuidad de negocio. Es complementaria a normas más conocidas en ámbitos específicos de riesgo como la ISO 14001 (ambiental), OHSAS 18001 (seguretat i salut), ISO 27001 (seguridad de la información) y ISO 28000 (cadena de suministro).

2. Como implantamos un Plan de continuidad de negocio

Nuestra metodología para implantar el “Plan de continuidad de negocio” con valor añadido, sigue las fases siguientes:

  • Fase 1 – Vista sin compromiso. La vista pretende adaptar el proyecto de Plan de continuidad de negocio a sus necesidades. Contacte con nosotros para concretar una vista sin compromiso.
  • Fase 2 Análisis y evaluación de los riesgos. Implica conocer e identificar los puntos críticos del negocio de la empresa (riesgos a las instalaciones, riesgos informáticos, riscos d’imatge, riscos de comunicació, riesgos asociados en nuestros productos, etc.) así como la evaluación de los riesgos de forma metódica y sistemática.
  • Fase 3 – Selección de estrategias y elaboración del Plan de continuidad de negocio a partir de la evaluación de consecuencias y el establecimiento de prioridades. En el Plan se definen y establecen los planes de contingencia que procedan como el “Plan de Contingencias“, el “Plan de reanudación del negocio“; “Plan de emergencia”; “Plan de continuidad de operaciones”; “Plan de gestión de incidentes” y “Plan de recuperación de desastres“.
    El Plan de continuidad de negocio requiere el compromiso de la Dirección, objetivos de mejora, simulacros, su análisis y acciones de mejora a tomar.
  • Fase 4 – Implantación y seguimiento del Plan de continuidad de negocio – Ayudamos a la organización a consolidar la implantación del Plan de continuidad de negocio para minimizar riesgos y saber cómo actuar delante de ellos. Alguna de las acciones que puede implicar son: contratar un seguro en caso de incendio, disponer de recambios críticos de la maquinaria en caso de avería, tener generadores eléctricos para cortes de electricidad, realizar una gestión manual en caso de fallo informático, tener proveedores alternativos en caso de huelga, tomar medidas contra robos, etc.
  • Fase 5 – Seguimiento, mantenimiento y actualización del plan – Éste servicio también se puede dar a través del Outsourcing Estratégico.