1. Beneficios de la verificación EMAS de Gestión Ambiental.

Los principales beneficios de la verificación EMAS de la gestión ambiental son:

  • Ahorro de costes. La gestión ambiental según el Reglamento EMAS implica un ahorro de costes a medio y largo plazo. Así mismo la gestión ambiental con una verificación también hay una disminución del riesgo de accidentes y por tanto de los costes derivados.
  • Mejora la imagen y reputación. El EMAS es un distintivo de prestigio y reconocimiento internacional que ayuda a mejorar las relaciones con las partes interesadas y las relaciones con la administración. Aumentan las posibilidades de recibir ayudas públicas para realizar actuaciones ambientales.
  • Mejora la gestión empresarial de  la organización, incorporando la gestión ambiental con la verificación, instrumentos estratégicos vinculados con el plan estratégico, plan de negocio, cuadro de mando a través de la mejora de la comunicación, la formación y la capacitación del personal, el uso de indicadores, el control de incumplimientos y la revisión por parte de la dirección, entre otras cosas, que hacen que mejore la organización.
  • Motivación e integración del personal en la gestión de la organización al implicarlo para alcanzar unos objetivos comunes y ser conscientes que gracias a sus actuaciones se consiga minimizar los efectos negativos sobre el medio ambiente

2. Requisitos del Reglamento EMAS

Los requisitos de un sistema de gestión ambiental según el Reglamento EMAS no contemplados en ISO 14001 son:

  • ­Realizar una implantación por centros productivos del sistema de gestión ambiental según el reglamento EMAS.
  • Compromiso a adoptar las “mejores tecnologías disponibles” desde la política ambiental.
  • Evaluación y registro de efectos ambientales en el marco del sistema de gestión ambiental según los requisitos EMAS.
  • Los objetivos y metas deben garantizar mejoras en la actuación ambiental. Es un requisitos del EMAS tener resultados concretos.
  • Recomienda el uso de indicadores comprensibles, inequívocos y que permitan la “comparación año a año y con los requisitos legales aplicables”.
  • Aplicar política y procedimientos a subcontratistas que trabajan en el propio centro.
  • “Declaración Medioambiental” pública y accesible, dónde la organización da a conocer de forma pública sus actuaciones y resultados ambientales, así como los esfuerzos que está realizando con la finalidad de reducir al máximo posible su impacto ambiental.
  • Validación anual obligatoria de la “Declaración Medioambiental” por un verificador acreditado.

Aunque el Reglamento EMAS es más exigente que la ISO 14001 tienen unos requisitos de gestión ambiental muy similares. Una verificación es integrable en un certificado ISO 9001, ISO 14001, ISO 50001 y OSHAS 18001 entre otras.

3. Links de gestión ambiental

  • Reglamento 1221/2009 para la verificación EMAS del “Sistema comunitario de gestión y auditoría medioambientales.
  • ISO 14001 Sistemas de Gestión Ambiental.